lunes, 1 de noviembre de 2010

Venezuela, el primer país latinoamericano en usar la energía nuclear


Articulo publicado el 29 de octubre del 2010 en el Diario las Verdades de Miguel.

publicado en este blog con la autorización de su autor Leancy Clemente

leancyclemente@gmail.com


La actividad nuclear en Venezuela se remonta a los años cincuenta cuando, el más grande científico hispano del siglo 20, Humberto Fernández Moran-Villalobos, oriundo de La Cañada marabina y basado en su prestigio en el mundo científico, logra que sea instalado en, su mas grande obra, el Instituto Venezolano de Investigaciones Neurológicas y Cerebrales (actual IVIC), el primer reactor nuclear de la región latinoamericana, por el programa “Átomos para la Paz” subvencionado por los Estados Unidos en su afán de promover el uso pacifico de la energía atómica.

La actividad nuclear se ha venido incrementando, al extremo que en este momento hay mas de 3.000 capsulas radiactivas o fuentes ionizantes siendo utilizadas en las industrias manufactureras ( control de llenado), metalmecánica (medidores de espesor), petrolera (determinación de humedad en los pozos, ensayos no destructivos, etc.), la construcción (calidad de fraguado) y en la medicina para diagnostico y tratamiento del cáncer (Radioterapia y Braquiterapia).

En el reactor nuclear de investigación del IVIC (hoy desmantelado y sustituido por una Cámara de Cobalto-60) se analizaban muestras de tierra para determinar la proporción de los diferentes elementos químicos presentes para apoyar la actividad minera. Igualmente se establecía la cantidad de Cianuro en muestras de cabello para determinar si una persona había sido envenenada, y la producción de Radioisótopos para la medicina, etc.

En vista del anuncio presidencial de la adquisición de un reactor nuclear de investigación de 20 MW y otro de 500 MW para la producción de electricidad se ha abierto un gran debate en el país sobre la factibilidad y conveniencia de estas compras.

Como todo debate se han dado opiniones muy diversas, de todo tipo, desde la posibilidad de construir una bomba atómica hasta la repetición de un nuevo Chernobyl, pasando por ideas fantasiosas que solo, la creatividad humana es capaz de crear.

De lo que si estamos seguros es que desde un reactor nuclear no se puede construir una bomba nuclear (a tal fin se requiere que el Uranio-235 este enriquecido a un valor superior al 85% y estos reactores funcionan al 3.5% máximo) y que la industria nuclear se ha revisado en términos de seguridad después de una moratoria de 25 años ocasionada por Chernobyl.

El caso es que nuestra comunidad científica se ha reunido alrededor del tema y ha opinado en diversas formas sobre la factibilidad o no de estas decisiones presidenciales.

Un grupo de ellos, ligados íntimamente a la actividad nuclear ha concluido que los especialistas en las diversas facetas (medicina, energía, aplicaciones pacificas, etc.) deben reactivar la Sociedad Nuclear de Venezuela, organización no gubernamental creada en 1980 por un grupo de profesionales relacionados con el área nuclear del país interesados en desarrollar y promover sus usos pacíficos.

La desaparición del antiguo Consejo Nacional para el Desarrollo de la Industria Nuclear (CONADIN) durante el gobierno de Jaime Lusinchi, decretó su puesta en el congelador.

Es de hacer notar que el CONADIN, en su Secretaría Ejecutiva contaba con profesionales formados en las mejores universidades del mundo, especializados en Derecho Internacional Nuclear, Reactores Nucleares, Geología, Medicina Nuclear y aplicaciones en la agricultura, industria y pare de contar.

Estos recursos siguieron trabajo, en forma individual, desde los centros educativos del país.

Ahora, sumados a los nuevos pinos, se han reunido para ponerse a la orden del estado desde el nicho de la Sociedad Nuclear de Venezuela (SNV).

En otras cosas la SNV se ha impuesto los siguientes objetivos:

a) Apoyo a la investigación.

b) Preparación y difusión de información científica y técnica.

c) Cooperación en el establecimiento y realización de programas de

Enseñanza de personal profesional.

d) Establecimiento de becas.

e) Cooperación con organismos públicos y privados

f) Organización de reuniones dedicadas a temas científicos y técnicos.

g) Asesoramiento en la reglamentación y normalización en el campo

Nuclear.

h) Agrupación y coordinación de las actividades científicas y técnicas

de sus miembros.

i) Colaboración y participación en otras organizaciones con objetivos

semejantes.

k) Divulgación, por diferentes medios, de la realidad y beneficios del uso pacifico de la energía nuclear.

l) Conjuntamente con sociedades nucleares de otros países, promover intercambios científicos y su debida divulgación.

m) Sugerir normas y regulaciones a los entes del estado para promover un marco legal que garantice un desarrollo seguro y confiable de las diferentes aplicaciones pacificas de la energía nuclear.

n) Promover reconocimientos a trabajos de investigación que coadyuven al avance científico en el área nuclear (Crear un premio anual)

r) Mantener informada a la comunidad científica de eventos, cursos e intercambios nacionales e internacionales relacionadas con este sector.

o) Servir de interfase con la asociación internacional WIN (Women In Nuclear) que agrupa a mujeres a cuyas actividades profesionales están relacionadas con la energía nuclear y las radiaciones ionizantes. Actualmente cuenta con más de 22.000 afiliadas de 50 países.

Entre las personalidades que han tenido esta iniciativa se encuentra el Dr. Eduardo Greaves, profesor Titular, fundador del Laboratorio de Física Nuclear de la Simón Bolívar, con diversas Maestrías y un Doctorado (Ph.D) en el área. Investigador y tutor de muchas tesis de grado es recipiente de los premios Andrés Bello y Mercador Visiting Professorship por sus logros científicos.

Igualmente el profesor Armando Melean Collazo, graduado de la Universidad de Colonia, Alemania en Economía de la Energía, docente e investigador del Instituto de Energía de la Simón Bolívar, ejerció durante dos años como Director de Planificación y Proyectos Energéticos de la Organización Latinoamericana de Energía y la representación técnica en las Conferencias de Ministros de Energía de América Latina y el Caribe.

Se unió a este ilustre grupo el Ingeniero Nuclear Armando Granados, especialista en Protección Radiológica y consultar de PDVSA, conjuntamente con el Ingeniero Nuclear Pedro Rivas Salazar, graduado en la Universidad de Michigan y primer venezolano en obtener ese titulo.

También participa el profesor y Dr. Lazslo Sajo Bohus, con doctorados en Física Nuclear de las Universidades de Milán (Italia) y Birmingham (Inglaterra). Entra tantas actividades se desempeño como Coordinador de Técnicas Nucleares en el Organismo Internacional de Energía Atómica.

Muchos profesionales de otras áreas relacionadas a la energía nuclear se estan sumando a esta idea.

Celebro esta iniciativa por lo noble de sus objetivos con la seguridad que muchos de ellos van a ser obtenidos.


Se ha creado el correo electronico: sociedadnv@gmail.com y el twitter: @sociedadnv En pocos dias estará disponible la pagina www.sociedadnv.com.ve


1 comentario:

  1. banco.off.shore@hotmail.com17 de octubre de 2011, 13:00

    Yo puedo desarrollar un proyecto nuclear en Venezuela.

    Quieren integrar el proceso?

    ResponderEliminar